«El control del acto electoral debe estar plenamente en manos de la CNE, no debería quedar en manos el Poder Ejecutivo, que es juez y parte»

El coordinador de la RED Ser Fiscal de la República Argentina, Claudio Bargach, manifestó que ante la preocupación de la ONG, especializada en temas electorales, respecto a la seguridad existente en la transmisión de datos desde los Centros de Votación el día del comicio, se incorporó una organización experta en cuestiones relacionadas a la lucha contra el ciberdelito.

En ese sentido, Bargach expresó: “Todo parte de la preocupación de muchos ciudadanos que nos decían: «¿Para qué vamos a fiscalizar si después el telegrama no se sabe cómo llega o no se sabe cómo se cuenta?. Entonces incorporamos a la red Ser Fiscal, una organización especializada en la lucha contra el ciberdelito y le sumamos gente con experiencia en la fiscalización informática el día de la elección”.

“Estos expertos comenzaron a analizar cuál es la norma que se está convocando para que la empresa privada que hace el control de transmisión de telegramas a través de las escuelas –más el recuento provisorio de datos y la carga de éstos– y hemos encontrado algunos agujeros de seguridad que nos parece importante considerar. Por eso emitimos un documento y nos pusimos a disposición de las autoridades legislativas y el Poder Ejecutivo para poder compartir con ellos los resultados y conclusiones y que se haga un estudio en ese sentido, porque eso va a ayudar a la transparencia electoral y a la seguridad del comicio”, señaló el Coordinador de la RED que ya lleva 12 años trabajando en pos de la transparencia de los comicios de manera independiente.

Respecto a la seguridad que tiene sistema de conteo y control de votos que tiene el Correo Argentino, Bargach manifestó: “Yo creo que merece mayor seguridad y control. Esto se puede dar de tal manera que aquellos huecos de inseguridad que puedan existir y aquellas redes existentes se las pueda cerrar aún más para que sean mucho más efectivas y seguras, teniendo en cuenta las debilidades de algunos partidos políticos que no tienen todos los fiscales de mesa en las escuelas, con lo cual no tienen todas la planillas o el certificado de escrutinio que firma el Presidente de mesa y otros fiscales, o a veces en algunos casos algunos juzgados electorales que deciden no abrir las urnas ante alguna duda, entonces cierran con lo que quedó de ese escrutinio y ahí pueden aparecer otras dificultades más”.

Por último, Bargach sostuvo creer que el sistema es perfectible, por lo que desde Ser Fiscal aconsejan que se perfeccione el control teniendo en cuenta una cuestión de fondo: la ONG desde hace mucho tiempo profundiza y plantea que independientemente del color político de turno, no debería quedar en manos del Poder Ejecutivo el control del acto eleccionario, teniendo en cuenta que es juez y parte, por lo cual plantean una reforma electoral profunda que haga que; o la Justicia Electoral a través de un brazo que la asista, o una organización autónoma con control parlamentario y judicial sean los organismos que se encarguen de toda esta tarea.